Portal Mandarin Centers Atención al cliente: 902 750 385

Exámenes oficiales de Chino YCT, una oportunidad de futuro

Exámenes oficiales de Chino YCT, una oportunidad de futuro
junio 20, 2014 mandarincenters

Comúnmente conocida es la gran superioridad numérica de los habitantes de China. Su población sobrepasa con creces a las sociedades de Europa, Asia Central, Rusia y los países árabes. Esto coloca automáticamente a la lengua del Imperio del Sol en el primer puesto del ranking de los idiomas más hablados en todo el mundo. Así, se estima que existen entre 1.100 y 1.300 millones de personas que hacen uso del chino mandarín como primer o segundo lenguaje. Esta circunstancia ha generado la proliferación de estudiantes que han decidido presentarse a los exámenes oficiales de Chino YCT.

Aunque China aún se encuentra a caballo entre ser un país emergente y en vías de desarrollo, un informe elaborado por el Banco Mundial recoge que el destronamiento de Estados Unidos como primera potencia económica por el gigante asiático podría producirse antes de lo que se tenía previsto marcando esa fecha para finales de 2014.

Como en cualquier otra zona del planeta, este lugar presenta grandes diferencias de nivel de vida. En la costa parece que el progreso es similar al de Rumanía e incluso al de Francia; el centro puede compararse con Albania mientras que el oeste del país decae hasta los niveles de Egipto. Por ello, el territorio es profundamente desigual y, en ese sentido, queda mucho por hacer.

No obstante e independientemente de sus circunstancias internas, China aglutinaba en el año 2010 el 31 por ciento de las reservas monetarias mundiales que han situado al país en una posición relevante, especialmente por la fuerte compra de deuda externa que ha acumulado en los últimos tiempos. Además, la tendencia es creciente, aglutinando ya en 2014 casi 4 billones de dólares.

Con todo ello, el estado se ha convertido en una apuesta de futuro muy a tener en cuenta. Las academias para aprender chino mandarín en nuestro y otros países aumenta poco a poco y la convocatoria de exámenes oficiales YCT para obtener la titulación de esta lengua se están haciendo cada vez más habituales. Así, los datos de 2013 cifran los alumnos que apuestan por la formación en esta habla en unos 80.000 en España y en un total de 30 millones aproximadamente en todo el mundo.

La prueba del YCT, en sus siglas en inglés, que significa idioma de chino para jóvenes fue llevado a cabo por Hanban, una institución sin ánimo de lucro orientada al fomento de este lenguaje ancestral. La asociación lleva a cabo diferentes actividades de apoyo en España como la organización de cursos formativos para el profesorado, servicios de asesoramiento, jornadas para la enseñanza del idioma, promoción de becas para estudiar en dicha nación o el impulso de las convocatorias reguladas.

La estructura del examen, estandarizado internacionalmente, evalúa la capacidad de los jóvenes para hacer uso de este idioma en la vida cotidiana y presenta, como en otros casos, diferentes niveles.

Por tanto, existen dos ejercicios, uno de carácter oral y otro escrito que son independientes entre sí. El primero de ellos se compone de cuatro niveles (I, II, III y IV) que si lo comparamos con los sistemas de medición europeos sería como hablar del A1, A2, B1 y B2. Mientras el segundo se conforma de un modo elemental y otro intermedio. Así, el aprendizaje comienza con la adquisición de una serie de competencias básicas que se pueden ir mejorando progresivamente hasta alcanzar una capacidad intermedia alta.

Este tipo de examen YCT está destinado a estudiantes de primaria y secundaria existiendo otro parámetro para seguir mejorando el mandarín. Este es el HSK que abarca hasta seis niveles con los que ya se pueden alcanzar un perfeccionamiento total del mismo.

Aun así, es importante tener en cuenta que esta lengua es una de las más antiguas que existen y que continúan vigentes. Su expresión oral así como su escritura en ideogramas la han convertido, según los expertos, en una de las más difíciles de aprender. Esto hace imprescindible estar concienciado de que su asimilación requiere tiempo y esfuerzo. El tiempo de media para adquirir un nivel elemental está fijado en unos dos años aproximadamente.

Sin embargo, tal y como se aprecia anteriormente, la República Popular de China está avanzando entrando lentamente dentro de la categoría de país emergente y atrayendo con ello a personas que continúan viviendo una situación de recesión económica en sus lugares de origen y que visualizan allí una oportunidad de futuro.

Por ejemplo, algunos de los datos más significativos aseguran que la pobreza extrema se ha reducido masivamente si se compara con la media de la zona pero, eso sí, a una velocidad insólita. En términos de empleabilidad, la región sufre de trabajo informal pero en la mayoría de los casos es de tipo semi-informal. Una circunstancia alentadora es que el nivel de los salarios ha crecido considerablemente lo que ha supuesto el aumento de los ingresos medios para 800 millones de chinos.

Aunque todavía los habitantes del territorio no han alcanzado niveles de vida similares al de los países occidentales, la tendencia es al alza, por lo que aspirar a los exámenes oficiales de Chino YCT puede ser un gran valor de futuro.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*