Portal Mandarin Centers Atención al cliente: 902 750 385

El chino, un idioma de moda

El chino, un idioma de moda
junio 20, 2014 mandarincenters

El #chino se está convirtiendo en un idioma de moda en los centros de enseñanza andaluces, así lo recoge el artículo publicado en el diario de Jerez que compartimos con vosotros.

Mandarin Centers a través de su línea de #outsourcing formativo para centros escolares así lo constata, para el curso 2014-2015 son más de 20 centros de Sevilla y provincia los que confían la enseñanza del chino mandarín en nosotros.

Además debido a las continuas demandas de otros centros escolares de Andalucía próximamente abriremos la delegación de Andalucía Oriental con sede en #Almería, donde dispondremos de un centro con la infraestructura necesaria para dar cobertura y servicio a todos los centros de la zona.

Siguiendo a Almería, #Marbella y #Granada serán las próximas ciudades que podrán disfrutar de nuestros servicios.

 

“La profesora Meijuan Han, que imparte clases en el IES Padre Luis Coloma por segundo año consecutivo, reconoce el interés creciente de los jerezanos en un aprendizaje “complicado”

Llegó a Jerez sin apenas cruzar palabras en castellano pero hoy, dos años después, Meijuan Han es, como le dicen algunos alumnos y amigos, “una jerezana más”. Nació en Pekín hace 25 años, y acaba de concluir su segundo curso impartiendo chino en el IES Padres Luis Coloma, un idioma que cada vez tiene más demanda. “El año pasado teníamos sólo sesenta alumnos y este año hemos superado los 90”, comenta. “De las cinco clases que teníamos se ha pasado a 8, dos de ellas para adultos”.

Es el ejemplo más clarificante del interés por los jerezanos en el que dicen que es el idioma del futuro, el chino. “El problema del chino es que es muy distinto al español, por eso a veces es complicado. A los alumnos les cuesta la pronunciación pero también la escritura, que es complicada”.

El perfil del alumnado es muy variopinto y va “desde los siete u ocho años que tienen los más pequeños hasta los propios padres de estos alumnos. Tengo muchas familias completas”, advierte.

La moda por el chino no sólo afecta al idioma en sí, sino que según la profesora también hace que “se interesen por la cultura de mi país. Aquí intentamos contarles algo de cultura, por ejemplo el zodiaco, que en cada año tenemos un animal, o utilizar los palillos. Además, a final de curso siempre hacemos una fiesta con un espectáculo. Este año vamos a hacer tai chi con abanico”.

Meijuan aterrizó en Jerez hace dos años gracias a una beca en el Instituto Confucio, el equivalente al Instituto Cervantes en China. Era la primera vez que se separaba de sus padres y al ser hija única “me costó bastante, a mis padres y a mí. En mi país las familias suelen tener sólo un hijo y por eso nos protegen mucho. Por eso salir tan lejos fue duro”, explica.

Su mayor sorpresa nada más llegar al Coloma fue el “darme cuenta de que mi nivel era muy pobre, pensaba que tendría un nivel mayor, pero al llegar aquí no entendía. La gente habla muy rápido y su pronunciación es distinta a la que yo había estudiado”.

Sin embargo, lo que más le ayudó a seguir adelante fue “el cariño que la gente te da aquí. Reconozco que tengo mucha suerte, he conocido a gente muy buena. Por ejemplo, soy como una hija más del director”, relata. “Además, al principio la gente me hacía muchas bromas y eso me gustó, eso hizo que no me costara tanto adaptarme”.

Esto le ha permitido adentrarse sin demasiados problemas en la sociedad jerezana, “porque al rodearme de gente de mi edad me ha resultado más fácil”. Tanto es así que Meijuan puede presumir de “bailar sevillanas y salsa”.

Meijuan no esconde la dificultad del sistema educativo de su país, “pasamos horas y horas estudiando. Por ejemplo, para entrar en la universidad tenemos un examen muy duro y para eso hay que prepararse mucho. No podíamos salir del instituto, había que vivir allí y levantarse a las cinco de la mañana y estar estudiando hasta las once de la noche”.

De ahí que muchos jóvenes “no puedan soportarlo, porque sólo con hacer mal un examen ya pierdes muchas opciones de entrar en la universidad que quieres y eso es muy duro”.

A miles de kilómetros de Pekín natal, Meijuan reconoce que lo que más echa de menos “es mi familia”, y después “la comida, que no tiene nada que ver con la comida de aquí”. No obstante, otra de las cosas que más le han gustado de su periplo en tierras jerezanas es la climatología. “En Pekín, por el tema de la contaminación, pocas veces podemos ver el cielo, y aquí es precioso levantarte por la mañana y poder ver el cielo. Allí siempre está nublado”.

Del mismo modo, no esconde su pasión “por la paella, es algo que me encanta, como la tortilla de patatas, que he aprendido a hacerla, y el vino. Cuando vuelva a casa me llevaré unas botellas y también jamón” (risas).

Su idea es continuar un año más “porque estamos mejorando el programa de enseñanza y las clases y me gustaría seguir, porque además los alumnos muestran mucho interés”.

Diario de Jerez, 20 de junio 2014

http://www.diariodejerez.es/article/jerez/1795724/chino/idioma/moda.html

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*